Araçá Azul, letras ilustradas

Araçá Azul, ilustrated words

Captura de pantalla 2018-08-31 a las 6.08.46 p.m.
El cuervo y el zorro. Fábulas de La Fontaine Estaba un cuervo posado en un árbol y tenía en el pico un queso. Atraído por el aroma, un zorro que pasaba por ahí le dijo: -¡Buenos días, señor Cuervo! ¡Qué bello plumaje tienes! Si el canto corresponde a la pluma, tu tienes que ser el Ave Fénix. Al oír esto el cuervo, se sintió muy alagado y lleno de gozo, y para hacer alarde de su magnífica voz, abrió el pico para cantar, y así dejo caer el queso. El zorro rápidamente lo tomó en el aire y le dijo: – Aprenda, señor cuervo, que el adulador vive siempre a costa del que lo escucha y presta atención a sus dichos; la lección es provechosa, bien vale un queso.
Alabanza del Ecuador

poema por Jorge Carrera Andrade

Ecuador, mi país, esmeralda del mundo
incrustada en el aro equinoccial,
tú consagras la alianza del hombre con la tierra,
las telúricas bodas con la novia profunda
de volcánicos senos y cuerpo de cereales,
novia vestida siempre de domingo
por el sol labrador, padre de las semillas.
Quiero besar todo tu cuerpo verde,
tus cabellos de selva,
tu vientre de maíz y de caña de azúcar
y reposar mi sien en tu pecho de flores.

Me enseñaste las ciencias naturales
del árbol dadivoso y el árbol curandero,
de las aves que parlan, más pintadas que frutos,
la nueva zoología de un mundo fabuloso
y la historia de un pueblo
que gime hasta la danza
disparando su anhelo hacia las nubes
en cohetes de fiesta,
fuego que se deshace en lágrimas azules.

Tú me enseñaste a amar el universo
y aceptar mi destino de habitante
planetario, pastor de vicuñas fantasmas
por ciudades extrañas donde nadie
corre en auxilio de una estrella herida
que se ahoga en un charco.

Ecuador, tú me hiciste vegetal y telúrico,
solidario de todo lo que vive,
humilde cual vasija llena de sombra fértil.
Soy desolado, abrupto como la cordillera,
profundo como cueva de tesoros incaicos.

En mi interior dormita un lago sobre un cráter.
Mi frente es un paisaje de páramo con lluvia,
mi corazón un cacto sitibundo
que pide una limosna de rocío.

Ecuador, vuelvo a ti con vestido de prioste
para danzar sobre tu seno verde,
danzar hasta morir
oyendo como late
tu corazón antiguo de pimiento y adobe.
Golpeo con la mano en el arpa de siglos
despertando a la música en su ataúd de polvo
y al viejo dios del trueno.

Dame tu bienvenida de rocío,
tu gran abrazo verde
¡oh madre coronada de hielo y colibríes!
Señálame el camino de la mina perdida
que guarda los profundos metales del origen.
Dame tus plantas mágicas, tus prodigiosos bálsamos
y el talismán de piedra memorable
donde el sol ha marcado
sus signos protectores.

Araçá Azul

Letra por Caetano Veloso

é sonho-segredo
Não é segredo
Araçá Azul fica sendo
O nome mais belo do medo
Com fé em Deus
Eu não vou morrer tão cedo
Araçá Azul é brinquedo

Ilustración El Segundo Saalik (sin texto)
Fragmento de la historia “El Segundo Saalik” de Las 1001 Noches Cuando llegó la noche siguiente … Ella dijo: He llegado a saber, ¡oh rey afortunado!, que el segundo saalik dijo a la dueña de la casa: ¡Oh mi señora! Al oír la princesa el ruego de su padre, cogió un cuchillo que tenía unas inscripciones en lengua hebrea, trazó con él un círculo en el suelo, escribió allí varios renglones talismánicos, y después se colocó en medio del círculo, murmuró algunas palabras mágicas, leyó en un libro antiquísimo unas cosas que nadie entendía, y así permaneció breves instantes. Y he aquí que de pronto nos cubrieron unas tinieblas tan espesas, que nos creímos enterrados bajo las ruinas del mundo. Y súbitamente apareció el efrit Georgirus bajo el aspecto más horrible, las manos como rastrillos, las piernas como mástiles y los ojos como tizones encendidos. Entonces nos aterrorizamos todos, pero la hija del rey le dijo; ¡Oh, efrit! No puedo darte la bienvenida ni acogerte con cordialidad. Y contestó el efrit:¿Por qué no cumples tus promesas? ¿No juraste respetar nuestro acuerdo de no combatirnos ni mezclarte en nuestros asuntos? Mereces el castigo que voy a imponerte. ¡Ahora verás, traidora! E inmediatamente el efrit se convirtió en un león espantoso, el cual, abriendo la boca en toda su extensión, se abalanzó sobre la joven. Pero ella, rápidamente, se arrancó un cabello, se lo acercó a los labios, murmuró algunas palabras mágicas, y en seguida el cabello se convirtió en un sable afiladísimo. Y dio con él tal tajo al león, que lo abrió en dos mitades. Pero inmediatamente la cabeza del león se transformó en un escorpión horrible, que se arrastraba haeia el talón de la joven para morderla, y la princesa se convirtió en seguida en una serpiente enorme que se precipitó sobre el maldito escorpión, imagen del efrit, y ambos trabaron descomunal batalla. De pronto, el escorpión se convirtió en un buitre y la serpiente en un águila que se cernió sobre el buitre, y ya iba a alcanzarlo, después de una hora de persecución, cuando el buitre se transformó en un enorme gato negro, y la princesa en lobo. Gato y lobo se batieron a través del palacio, hasta que el gato al verse vencido, se convirtió en una inmensa granada roja y se dejó caer en un estanque que había en el patio. El lobo se echó entonces al agua, la granada, cuando iba a cogerla, se elevó por los aires, pero como era tan enorme cayó pesadamente sobre el mármol y se reventó. Los granos, desprendiéndose uno a uno, cubrieron todo el suelo. El lobo se transformó entonces en gallo, empezó a devorarlos, y ya no quedaba más que uno, pero al ir a tragárselo se le cayó del pico, pues así lo había dispuesto la fatalidad, y fue a esconderse en un intersticio de las losas, cerca del estanque. Entonces el gallo empezó a chillar, a sacudir las alas y a hacernos señas con el pico, pero no entendíamos su lenguaje, y como no podíamos comprenderle, lanzó un grito tan terrible, que nos pareció que el palacio se nos venía encima. Después empezó a dar vueltas por el patio, hasta que vio el grano y se precipitó a cogerlo, pero el grano cayó en el agua y se convirtió en un pez. El gallo se transformó entonces en una ballena enorme, que se hundió en el agua persiguiendo al pez, y desapareció de nuestra vista durante una hora. Después oímos unos gritos tremendos y nos estremecimos de terror. Y en seguida apareció el efrit en su propia y horrible figura, pero ardiendo como un ascua, pues de su boca, de sus ojos y de su nariz salían llamas y humo; y detrás de él surgió la princesa en su propia forma, pero ardiendo también como metal en fusión, y persiguiendo al efrit, que ya nos iba a alcanzar. Entonces, temiendo que nos abrasase, quisimos echarnos al agua, pero el efrit nos detuvo dando un grito espantoso, y empezó a resollar fuego contra todos. La princesa lanzaba fuego contra él, y fue el caso que nos alcanzó el fuego de los dos, y el de ella no nos hizo daño, pero el del efrit sí que nos lo produjo, pues una chispa me dio en este ojo y me lo saltó; otra dio al rey en la cara, y le abrasó la barbilla y la boca, arrancándole parte de la dentadura, y otra chispa prendió en el pecho del eunuco y le hizo perecer abrasado. Mientras tanto, la princesa perseguía al efrit, lanzándole fuego encima, hasta que oímos decir: ¡Alá es el único grande! ¡Alá es el único poderoso! ¡Aplasta al que reniega de la fe de Mohammed, señor de los hombres! Esta voz era de la princesa que nos mostraba al efrit enteramente convertido en un montón de cenizas. Después llegó hasta nosotros y dijo: Aprisa, denme una taza con agua. Se la trajeron, pronunció la princesa unas palabras incomprensibles, me roció con el agua, y dijo: ¡Queda desencantado en nombre del único Verdadero! ¡Por el poderoso nombre de Alá, vuelve a tu primitiva forma! Entonces volví a ser hombre, pero me quedé tuerto. Y la princesa, queriendo consolarme, me dijo: ¡El fuego siempre es fuego, hijo mío! Y lo mismo dijo a su padre por sus barbas chamuscadas y sus dientes rotos.

Historia del Fuego 1Historia del Fuego 2

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s